Qué es Coworking,

Descubre una nueva forma de trabajar

Es un nuevo formato de oficina, en el que compartes espacio con otros profesionales y otras empresas, en un ambiente desenfadado, agradable y creativo, donde se fomenta el contacto y la generación de oportunidades.

La oficina tradicional corporativa que todos conocemos a día de hoy y, a la que muchas personas van a trabajar todos los días, muta y evoluciona, para convertirse en un espacio de trabajo comunitario en el que los freelance, autónomos y trabajadores independientes disponen de un espacio profesional para trabajar y desarrollar sus proyectos.

El coworking ofrece a estos profesionales, por primera vez, toda la infraestructura técnica que necesitan para trabajar, sin tener que asumir el coste tan elevado que significa, hoy en día tener una oficina propia. Reunirte con clientes en cafeterías o trabajar desde casa, pasa a la historia ahora que los espacios de coworking ponen tan sencillo tener una oficina y una imagen profesional.

Aunque sin duda, las diferencias más importantes que separan al coworking del concepto tradicional de oficina, se centran en la posibilidad de compartir tu día a día con otros profesionales y, de esta manera, enriquecerte del cocktail de profesiones, ideas y nacionalidades que se mezclan en un entorno que poco tiene ya que ver con lo que conoces por oficina.

La flexibilidad y la ausencia de compromisos a largo plazo, el concepto de comunidad y el deseo de colaboración, son los motores de un lugar de trabajo vibrante en el que siempre hay cosas nuevas que aprender y posibilidades, para crecer haciendo nuevos contactos o participando de los proyectos de otros coworkers.

Las nuevas profesiones se mezclan con profesiones tradicionales aportando oxigeno y experiencia en un entorno en el que la actividad es constante y contagiosa.

El ambiente desenfadado, abierto y positivo en el que se enmarca el coworking invita a sus usuarios, los coworkers, a unirse a una comunidad de profesionales desde el primer día de su incorporación. Su diseño es una dinámica que invita a los coworkers a dejar de lado el individualismo, para sumarse a una idea de superior, el colectivo.

Pero no sólo los autónomos o los freelance son fieles usuarios del coworking. La tecnología, internet, la transformación digital, hace evidente que trabajar desde cualquier sitio, ciudad o país, nos descentraliza y libera de una oficina madre que nos provea de servicios. Por lo que tener una oficina propia tiene cada vez menos sentido, es más caro y te aísla. Esta realidad cada vez tiene más peso en las empresas que ven los espacios de coworking como soluciones optimas, para reducir costes, encontrar talento y aumentar la calidad de vida de sus trabajadores.

Trabajar cerca de casa, no perder tiempo en transporte, poder ir a trabajar en bici y recoger a tus hijos del colegio, etc… son sólo algunos de los beneficios que podrás encontrar en un espacio de coworking, una forma de trabajo cada vez más popular y que crece por todo el mundo, dejando evidencias de ser algo más que una oficina.

 COWORKING, LA SOLUCIÓN PERFECTA PARA LOS FREELANCE

La libertad de ser tu propio jefe

El Coworking permite a los Freelance – Autónomos y Empresas mantener su libertad como profesionales, trabajar desde cualquier sitio y, al mismo tiempo, tener de toda la infraestructura necesaria para el desempeño de su actividad, oficinas innovadoras a un precio económico y razonable, rodeados de otros profesionales con los que comparten el espacio de trabajo, el cual ha pasado a ser colectivo, permite hacer nuevos contactos, sinergias, compartir proyectos y experiencias.

En la actualidad, los autónomos no han dispuesto de tantas alternativas para establecerse como ahora, gracias a los espacios de coworking. Pero en su momento, hasta la llegada del coworking, las alternativas para trabajar manteniendo su propia autonomía se reducían a: trabajar desde casa o alquilar una oficina. Un coste fijo demasiado alto para la mayoría y, sin duda desmesurado y poco razonable, para este tipo de economía. Por lo que como resultado ocurría que, la mayoría trabajaban desde casa, con sedes sociales en sus domicilios, disminuyendo su proyección, su productividad y encontrándose en una situación de aislamiento profesional.

Por ello, el coworking es una solución que parte de la propia naturaleza que define a los freelance. No sólo buscaban un lugar desde el que poder trabajar a un precio razonable, esta es sólo una de las variables necesarias, pero no suficientes. Sino un espacio, hasta el momento inexistente, flexible que diera respuesta a todas sus necesidades, como: socializar con otros profesionales con los que intercambiar recursos, experiencias, dar y recibir consejo, aprender, etc…tener un entorno motivador y creativo, irreverente en lugar de corporativo, con una atmósfera positiva e innovadora que indujera a la colaboración y al sentido de comunidad. Un espacio rodeado de otros, iguales, que también trabajan como autónomos y buscan crecer y progresar.  Esta es la raíz sobre la que el coworking ha crecido hasta llegar a ser, lo que en muchos países ya toma la forma de lo que será el futuro para todos. Una cultura que abarca vida y trabajo, la cultura de la colaboración, la cultura coworking.

El coworking crece más cada año de forma internacional

0%
Incremento de localizaciones de espacios de coworking
0%
Incremento de numero de usuarios de coworking
DESCUBRE TODOS LOS SERVICIOS DE UN COWORKING

COWORKING: Cada vez más extendido

Es probable que sea la primera vez que oyes hablar sobre coworking, pero actualmente puedes encontrar mucha información a través de diferentes fuentes, en la mayoría de ellas se centran en hablar del coworking como una solución económica y alternativa a tener una oficina propia. Hoy queremos que veas el coworking como el futuro de los entornos de trabajo. Las primeras manifestaciones del coworking surgen en San Francisco, en 2006 y, desde ese momento ha evolucionado a nivel internacional y se ha extendido por todo el mundo, por la amplia variedad de opciones que ofrece para todo tipo de empresas, freelance y corporaciones.

Los espacios de coworking son auténticos hervideros de profesionales y de pequeñas empresas que encuentran en el coworking una familia de freelance y talento con los que poder interactuar de forma positiva, para seguir desarrollando activamente soluciones para sus clientes. Todo al alcance de la mano, en vivo y en directo, sin salir del propio espacio, las posibilidades de desarrollar sinergías son infinitas.

Tanto es, que en algunos de los espacios de coworking de referencia a nivel mundial, ya son bancos y grandes consultoras como KPMG las que se ubican en estos ecosistemas vibrantes y llenos de actividad, para estar cerca de sus clientes, para estar cerca de una familia de profesionales y empresas que se concentran bajo el manto de la flexibilidad y de la colaboración para harcerse grandes y ágiles como comunidad y para eliminar rigideces y ser ser más libres para adaptarse al mercado y a las necesidades cambiantes de sus clientes.

A todos nos gustaría tener nuestro propio nombre puesto en la puerta

Pero el privilegio de tener una oficina no ayuda a aligerar tu carga para empezar con tu negocio

Coworking ofrece unos constes extremadamente modestos si lo comparas con el coste de tener una oficina

Pero con un compromiso mucho  más flexible que el de un alquiler y con las puertas abiertas a nuevas oportunidades gracias a estar rodeado de otros profesionales cuyo interés es también ser su propio jefe.

En 2013 se elaboró una encuesta respecto al número de espacios de coworking que había a nivel mundial, estas son las cifras, teniendo en cuenta que el número ha seguido creciendo.

0
EEUU
0
Europa
0
España
Descubre las ventajas de un espacio de coworking