SEIS CLAVES PARA TRABAJAR EN UN COWORKING

SEIS ASPECTOS FUNDAMENTALES SOBRE EL COWORKING.

Trabajar en un espacio de coworking es distinto a trabajar en una oficina.

Por eso queremos compartir contigo qué claves son fundamentales que conozcas antes de ir a trabajar a un espacio de coworking.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

LA CLAVE PRINCIPAL ES LA

LIBERTAD

CLAVES MÁS IMPORTANTES DEL COWORKING

1. APERTURA

Ser y estar abierto a los demás es la primera de las claves más importantes si estas pensando en trabajar en un coworking.

Si no te abres es muy difícil conocer a alguien nuevo y, si vas a un coworking es, porque quieres socializar, ¿no?.

Por ello, creo interesante compartir contigo este aspecto fundamental sobre el coworking que normalmente se pasa por alto cuando se habla sobre características principales, cuando en realidad este es un aspecto llave: tener una mentalidad abierta.

Por eso repasemos juntos qué es abrirse a los demás: poner a los demás antes que nuestros juicios o prejuicios, es decir primero, si; si a conocerte, si a saber de ti, si a hablar contigo, si a descubrir lo que tenemos en común, si a sonreirte, si a perder cinco minutos de mi tiempo para dedicarlos a tu duda, a charlar, a tomar un café o a buscar algo en internet que creo que te puede interesar.

En un espacio de coworking, hay más profesionales como tú; con diferentes profesiones, orígenes, formación, pasado, nacionalidades, habilidades, diferentes fisonomías, formas de vestir, hablar, tono de voz, expresiones, acentos, etc…, es tan grande y tan rica la diversidad que vas a encontrar en un espacio de coworking que, la apertura de mente y de ideas, es clave, para fusionarte con ella y crecer en todas las direcciones posibles.

Por lo que, para colaborar, que es una de las consecuencias deseadas cuando trabajas en un espacio de coworking, tienes que estar abierto a los demás necesariamente.

2. FLEXIBILIDAD

La segunda de las seis claves fundamentales para trabajar en un coworking que compartimos contigo es, la flexibilidad.

El coworking te permite sustituir la rigidez de un sistema de trabajo convencional y obsoleto: oficinas, contratos de alquiler, suministros, mobiliario, etc…, todo lo que pesa, por un sistema con el que puedes ir mucho más ligero y tener más libertad de movimientos. Te ofrece mayor capacidad de adaptación a las diferentes situaciones, en función de tus necesidades o las de tu negocio, por ello es, la segunda clave más importante de la mentalidad coworking.

Pero lo es, no sólo por referirse a tener una estructura de trabajo más ligera, si no por lo que significa en relación a nuestra actitud con los demás. Ser flexible, es decir, tener una actitud flexible, nos ayuda a ser más sociables porque nos propone a los demás con una mejor disposición a sus particularidades.

Por ejemplo:

Si eres de Huelva y no te cae bien la gente de Sevilla, tu capacidad para socializar con un profesional que trabaje en tu espacio de coworking y sea de Sevilla, se reducen drásticamente. Pero si tienes una actitud flexible al origen de cada persona, si no eres rígido en tu manera de opinar sobre los demás, te resultará mucho más fácil socializar con los demás. Porque, quién sabe, a lo mejor, ese coworker de Sevilla tiene para ti una gran oportunidad.

Conectar es la intención principal que persigue compartir contigo estas seis claves fundamentales para trabajar en un espacio de coworking. Para ayudarte a construir una actitud que te ayude a colaborar con más facilidad y, como consecuencia, a tener más oportunidades para prosperar.

¿Quieres saber como se fomenta la flexibilidad?

3. CURIOSIDAD

Ser curioso.

Tener curiosidad dispara el gatillo del interés de manera automática. Sin fricción, sin artimañas, sino de forma totalmente natural.

La curiosidad es un rasgo de nuestra etapa infantil, que refleja nuestra capacidad para sorprendernos y, esto es algo que perdemos con el tiempo, venimos de vuelta de todo o creemos que ya lo hemos visto todo. La curiosidad es una clave muy importante porque a su vez contribuye nutriendo sutilmente la primera de las seis claves para trabajar en un coworking: ser abierto. Ser curioso fomenta nuestro interés y nos lleva a aprender y, eso, favorece a una actitud abierta y, todo ello, nos convierte en grandes conectores.

Por eso decimos que los niños son como esponjas, porque no dejan de observar y de captar la información que está a su alrededor, de aprender. Ser curioso es una cualidad que nos aproxima a los demás y a tener interés por seguir conociendo cosas nuevas.

Tirando de este hilo, esta actitud curiosa nos predispone a ser más innovadores, a encontrar nuevas soluciones, nuevos recursos, a fomentar una actitud creativa, etc…, en definitiva, a ser mejores.

¿Quieres saber cómo se fomenta la curiosidad?

4. EL ENCUENTRO

Sin encuentro nada puede pasar.
De las seis claves para trabajar en un coworking es, la que habilita que se den las otras cinco.

Encontrarse. Encontrarse con los demás, cruzarte, coincidir de camino al baño, cruzar las miradas, saludarse, ir juntos caminando al metro, coincidir en la puerta a la misma hora, etc…

Encontrarse es el primer paso para conocerse y, por ello, es clave para trabajar en un coworking. Es, realmente, la piedra angular sobre la que está basado el coworking. Sin encuentro no hay nada más. Y, por otro lado, es el punto de partida.

En esencia eso es precisamente lo que son los espacios de coworking, puntos de encuentro entre profesionales, empresas, autónomos, freelance, todo el amplio espectro del mercado laboral de distinto origen y actividad, que buscan conectar y provocar la sinergia de sus capacidades para tener más oportunidades y prosperar formando una comunidad.

Y aquí es donde, el dónde, juega un papel crítico. El dónde tiene un papel protagonista, porque no vale cualquier sitio para encontrarse. Requiere unas condiciones y unas cualidades específicas, para provocar e incentivar el encuentro de manera natural y con la mejor actitud y, el espacio tiene la capacidad directa de influir en nuestro estado anímico. Por ello decíamos antes que, la clave principal para trabajar en un coworking es la libertad. Porque si hay presión no puede haber naturalidad, no surge la confianza y el encuentro se pervierte.

Por ello los espacios de coworking son lugares especialmente acondicionados para ello, para obtener el mejor resultado posible del encuentro entre profesionales.

Sin encuentro no hay chispa, sin chispa no hay fuego, pero para que la chispa prenda la hoguera tiene que estar bien construida.

¿Quieres saber cuáles son esas condiciones adecuadas que tiene que reunir el espacio físico?

5. COMPARTIR

La clave está en darse.
Darse a los demás.

Sin confianza es imposible que el coworking exista.

¿Te imaginas un sitio en el que cada uno va a lo suyo, pasando completamente de los demás?

Por eso compartir es tan importante, porque compartir es intrínseco al coworking. En primer lugar, compartes un sitio con más profesionales, pero en segundo lugar, qué sentido tiene que lo hagas si no estás dispuesto a relacionarte con el resto de personas que allí se encuentran. Y la mejor forma de relacionarse es: compartir.

Compartir una idea, un pensamiento, una experiencia, una taza de café, un boli, un plugin, conocimiento, soluciones, el plan del fin de semana, el nuevo libro que te has leído, técnicas de marketing digital, un programador, un diseñador web, risas, reflexiones, preocupaciones, el silencio, etc…, escuchar es compartir.

…y tú, ¿qué quieres compartir?, obtendrás tanto o más que, lo qué estés dispuesto a compartir. Pero obtendrás algo seguro, lo que no se sabe es cuando, ni cuanto, por eso te recomiendo que des al máximo, así es mucho más probable que obtengas mucho.

6. COLABORAR

¡¡Qué temazo!!, ¿no crees?…, qué total. Colaborar es, como en la peli de Jerry Mcguire, “el quan”.

Yo creo que colaborar es como el amor, todos queremos, pero lo practicamos, casi siempre, de la forma equivocada.

Colaborar es la clave, es lo que hace que todo esto del coworking se activase un día concreto, por ahí en San Francisco…, es lo más valioso de la realidad coworking, es concentrar la verdadera esencia del coworking en una palabra y es, francamente complicado, porque para ello se tiene que dar todo lo anterior:

” Que se produzca el encuentro en la condiciones adecuadas, para abrirnos aunque no tengamos tendencia a ello, para querer compartir voluntariamente y, nazca la confianza necesaria para que surja la colaboración.”

¿Quieres saber cómo lo hacemos nosotros?

Deseando haberte ayudado a tomar una decisión y haberte aportado utilidad, para conocer mejor el coworking y cómo es el trabajo que propone, te mando un fuerte abrazo, hasta la próxima.

Escrito por: Francisco Cámara

Francisco CámaraFrancisco Cámara gestiona y dirige Freeland Innovation Center.
Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, es arquitecto interior por el departamento de construcción de la ETSAM. Nombrado en 2016 Visitante Internacional por la Embajada de Estados Unidos para el International Leadership Program. Es experto en cultura coworking, en la gestión y funcionamiento de espacios coworking y en el desarrollo de comunidades de colaboración, así como en el diseño de espacios creativos y para el fomento de la innovación.

PODEMOS SEGUIR EN CONTACTO

QUIERES RECIBIR NUESTRO NEWSLETTER


Deja tu comentario