Coworking es colaborar

Definición de colaborar

Partimos de la definición que hemos obtenido en la RAE y os dejamos aquí el enlace por si queréis echar un vistazo: Definición de colaborar.

Hemos sombreado en verde las partes que consideramos que, no sólo definen el coworking sino que le dan su origen.

1.Trabajar conjuntamente con otras personas en una tarea común, normalmente en obras de creación, y en especial cuando se hace como ayuda o de forma desinteresada.

2.Realizar trabajos de manera habitual para un periódico, revista, radio, etc., sin formar parte del staff.

3.Dar un donativo para ayudar junto con otros a algo, en especial a la financiación de una empresa, campaña u obra benéfica.

sinónimos: contribuir

4.Ayudar a que cierta cosa sea, suceda o se realice de una determinada manera, o ser, junto con otras cosas, causa de ella.

sinónimos: contribuir

Colaborar, en el origen del Coworking

El coworking es trabajar, sí…, pero de forma diferente

Después de leer la definición de colaborar me reafirmo en el titulo de este post, coworking es colaborar.

Coworking es, sin duda, trabajar conjuntamente con otras personas.

Por eso quería compartirlo con vosotros desde la propia definición etimológica del verbo colaborar, porque aunque coworking sea un termino anglosajón y una corriente que viene de Estados Unidos, se entiende de forma mucho más sencilla si partimos desde aquí.

Lo cierto es que, colaborar se ha vuelto esencial en este momento de la historia que vivimos. Los medios digitales plantean un reto de apertura, de alcance global y de acceso internacional que fuerza a los conceptos tradicionales a convertirse en escenarios más flexibles, con menos restricciones y menos absolutos.

Trabajar, refiriéndonos a ello como una idea, la idea de trabajar que tenemos todos impresa en nuestra cabeza es un claro ejemplo de esto. El imaginario de trabajar en una oficina, detrás de un escritorio, en la que te pasas años y eso articula el resto de tu vida, es algo que está obsoleto aunque aún siga existiendo.

Internet nos ha proporcionado una flexibilidad y una autonomía que ha roto las reglas y con ello ha roto el sistema de trabajo tradicional y la forma de relacionarnos, ha cambiado como se generan y se gestionan las relaciones entre personas y, por supuesto, entre las empresas y los consumidores. Esta cadena de cambio transforma completamente el ecosistema del trabajo, le da la vuelta de arriba a abajo y pone en evidencia el individualismo profesional y  las estructuras piramidales como fórmulas válidas para el presente.

Colaborar se hace presente y toma la primera posición, lidera un cambio en el que la mentalidad colaborativa, abierta, generosa, libre, comunicativa, es imprescindible para leer bien lo que está pasando.

Las metodologías ágiles, el design thinking, la innovación, el llamado open innovation, los brainstorming, los procesos de co-creación, la transformación digital, la gestión del cambio en las organizaciones y un largo etc…, no viene más que a evidenciar que la colaboración es un  must.

Trabajar ya no volverá a ser más lo que era y el que no lo entienda no podrá aprovechar las oportunidades que se presentan.

Por eso y, es la última reflexión respecto a este punto, las oficinas han cambiado, porque los entornos profesionales tienen que fomentar la colaboración. No es una corriente estética, aunque algunos lo hayan malentendido claramente, no es una moda, claro que no, el espacio es una herramienta que sirve para sumergir el subconsciente de las personas en un entorno de colaboración, para que se vean movidas a ello de manera natural y voluntaria.

Pero, si, estoy de acuerdo, no todo el mundo sabe usar el espacio como una herramienta, para nutrir el trabajo de la mentalidad de colaboración de la que hablamos.

Coworking: un escenario creativo

Es muy interesante cuando la definición de colaborar hacer referencia a que, normalmente se trabaja conjuntamente en obras de creación:
Trabajar conjuntamente con otras personas en una tarea común normalmente en obras de creación.
¡¡me parece fantástico…!!, porque es la puerta de entrada para entender varias cosas que forman parte del adn del coworking:
La primera es que habla de la naturaleza creativa de los trabajos en los que se colabora y, por lo tanto, hace referencia a los creativos y, con ello, a la creatividad y, con ello a su vez, a la creatividad en el trabajo y, a partir de ahí sentamos las bases para explicar que la creatividad es uno de los pilares del coworking y de la definición de los sitios donde se desarrolla el coworking, los espacios de coworking.
Un espacio de coworking que no es creativo, mejor dicho, que no impulsa a la creatividad, no es un espacio de coworking. Porque para fomentar la colaboración necesitamos la creatividad como ingrediente principal.
La creatividad es un sentimiento positivo que nos hace sentir mejor y, por ello los espacios de coworking se sirven de la creatividad en el espacio para despertar la libertad creativa y, con ello un sentimiento más libre para sus usuarios y, adivina qué, eso lleva a la colaboración, que es el verdadero objetivo.
 
La segunda es, que la definición desvela quiénes son los verdaderos protagonistas de esta historia, los impulsores del coworking:
LOS FREELANCE
…en especial, los freelance creativos. Porqué… ¿quiénes se dedican a realizar obras de creación?, los creativos, pero si a este punto de la definición le sumas éste otro a continuación:
…realizar trabajos de manera habitual pero sin formar parte del staff.
…entonces, esta claro, ¿no crees?.
Porque son los freelance, con su necesidad de tener un sitio creativo para trabajar, su propia oficina y, colaborar con otros profesionales compartiendo recursos y experiencias, ideas, etc…que les hagan el trabajo más sencillo y más productivo, pero sin formar parte de la misma empresa, sino manteniendo su libertad y su flexibilidad dan lugar al coworking. 

Coworking: escenario de emprendedores

Colaborar también es…

Ayudar a que cierta cosa sea, suceda o se realice…

…o sea que, colaborar también es emprender algo en conjunción con otros…, activar, impulsar, poner en marcha, etc…y me parece sorprendente como la definición de colaborar conecta con tantas realidades presentes en el coworking, vertebrales para entender qué es el coworking en su totalidad.

Precisamente en un espacio de coworking, encuentras muchas personas activando sus ideas, impulsando sus proyectos y sus profesiones, concentrando sus esfuerzos junto a otros profesionales y, eso provoca un entorno con un espíritu activo y motivador, perfecto para dar vida a tus ideas.

Aquellas personas que están trabajando una idea, con el fin de convertirlas en un proyecto real encuentran en la cultura coworking una filosofía de trabajo óptima, para el desarrollo de sus objetivos y, en los espacios de coworking un ambiente ideal para hacer realidad sus ideas.

La colaboración entre personas que forman parte de una comunidad profesional, hace mucho más fácil lanzarse a poner en marcha tus iniciativas y a creer que lo puedes hacer, porque el apoyo y la mentalidad colaboradora que de este entorno te hace sentir acompañado y con recursos a los que acudir si lo necesitas.

Por lo que es fácil que te encuentres personas, profesionales activándose y esto genera una atmósfera muy apetecible.

Coworking: un entorno que ayuda

Colaborar también es ayudar…

Dar un donativo para ayudar junto con otros a algo…

En algún momento todos necesitamos a alguien: para una consulta, para una urgencia, para solventar una incidencia, para conversar, para aprender, para compartir una noticia, etc… estamos hechos para vivir en sociedad y, es precisamente en sociedad, dónde realmente nos llegamos a desarrollar de forma completa, pero especialmente cuanto empiezas o cuando emprendes es cuando más agradeces contar ayuda desinteresada de otros profesionales.

Luego trabajar en un entorno profesional donde hay una mentalidad colaboradora, en este caso, una mentalidad de ayuda a los demás, es un plus sorprendente, es más que una ventaja. Convierte ese entorno de trabajo en un ecosistema amable, amigable, positivo y apropiado para volar, pero siempre en apoyo y con los demás.

Por eso creo que el coworking es un cambio tan importante, porque nos trae una nueva forma de trabajar basada en estar con los demás y aportar, a ellos, a nosotros, a todos y, abandonar el individualismo.

Por | 2019-04-02T16:41:49+00:00 abril 1st, 2019|coworking|Sin comentarios

About the autor:

CEO de Freeland. Arquitecto de Interiores y licenciado en Administración y Dirección de Empresas. Diseñador de espacios para el cambio, de experiencias para ser felices, para motivar y para lograr tus objetivos, por eso funde Freeland. Coworker hasta la médula, creo en la colaboración y en la fusión del mundo digital con el mundo físico. Me encontrarás feliz entre los coworkers de Freeland.

Deje su comentario