COWORKING: Una forma de vida

basada en la flexibilidad y en la proximidad

Detrás del Coworking no sólo hay una alternativa a los espacios tradicionales de trabajo,  como respuesta a la necesidades que tienen los autónomos / freelance, para tener una oficina profesional e innovadora a un coste razonable, sino que hay una alternativa de vida, donde trabajo y vida personal se nutren mutuamente y de forma positiva. Ambas realidades alimentadas por los beneficios de una vida centrada en la flexibilidad y en la proximidad, una vida ágil, donde los costes fijos de trabajar y vivir se reducen drásticamente en pro de vivir de una manera menos rígida, proporcionando, al final, mucha más calidad de vida.

Alquilar una oficina o formar parte de un centro de negocios son soluciones que llevan en el mercado mucho tiempo y responden a necesidades todavía presentes, pero insuficientes para los nuevos players que entran en juego con los cambios digitales y las nuevas generaciones. Ya no son eficientes, siguen siendo soluciones rigidas que han demostrado tener una penalización importante en momentos donde la rigidez en tu estructura puede pasar factura.

El coworking elimina la necesidad de asumir compromisos a largo plazo, lo cual permite a cualquiera apostar por nuevas ideas o proyectos. Pero también permite cambiar de rumbo con facilidad si las circunstancias lo requieren.

Ir a trabajar en bici, no perder tiempo en el transporte diariamente, disponer de más tiempo libre, sacar provecho a todas las alternativas que te ofrece un barrio. Llevar tus hijos al colegio, comer en casa, etc…son privilegios que hacen que tu vida aumente muchos enteros de calidad.

Los espacios de coworking permiten socializar y conciliar la vida profesional con la vida laboral, permiten manejar los horarios de trabajo con más flexibilidad y, por lo tanto, adaptar mejor todos los componentes de nuestra vida y del trabajo.

El coworking representa es una gran solución, aún poco explotada, para la conciliación familiar. Sin embargo, tiene todo el sentido poner en marcha una política de conciliación tomando el coworking como recurso y como vehículo para materializarla,  pues su factor geográfico es la clave que permite dar a las familias la flexibilidad que necesitan y el coworking la infraestructura necesaria para hacer que el tiempo sea eficiente y de provecho.

Permite independizar la vida familiar de la profesional sin erosionar el balance vida-trabajo-familia.

Las empresas pueden y tienen a su alcance promover un estilo de vida flexible que haría que sus trabajadores y sus equipos fueran más felices con el simple hecho de no perder tiempo en los desplazamientos, por citar uno de los factores importantes que afectan en la vida diaria, aunque hay muchos más.

A continuación puedes ver el resto de factores y la importancia que los coworkers le dan a la hora de evaluar el coworking y sus ventajas:

Factores más valorados por los coworkers

Interacción con otras personas 84%
Horarios flexibles 83%
Compartir conocimiento 77%
Infraestructura básica 75%
Low Cost 69%
  • El incremento y la mejora en factores tan relevantes como mejorar nuestro círculo social, conciliar el trabajo con nuestra vida privada o el aumento de la productividad en personas que trabajan en espacios de coworking se reflejan en los siguientes porcentajes recogidos a través de la encuesta anual realizada por deskmag.

0
Vida privada
0%
Productividad
0%
Círculo Social

Si quieres saber más sobre el coworking

SOLICITA INFORMACIÓN