COWORKING VS HOME OFFICE: LA BÚSQUEDA DE LA PRODUCTIVIDAD TELETRABAJANDO

EL TELETRABAJO NO ES TRABAJAR EN CASA ÚNICAMENTE. AHORA EXISTE UN MODELO DE TRABAJO HÍBRIDO QUE PODRÍA CONVERTIRSE EN EL FUTURO DE LAS EMPRESAS.

técnicas de productividad de Milagros

Desde que comenzara el Covid-19, la palabra más buscada en relación al trabajo probablemente ha sido “teletrabajo” o “trabajo en remoto”. Y no es de extrañar cuando el porcentaje de personas que empezó a trabajar en remoto de manera habitual se cuadruplicó con respecto a 2019.

Esta realidad trajo consigo una nueva forma de teletrabajar. Se trata de una nueva modalidad de trabajo que podríamos llamar híbrida y de la cual cada vez hay más datos y estudios que evidencian que un alto porcentaje de personas quisiera trabajar algunos días desde la oficina o un espacio de coworking y, otros desde casa.

Tenemos la suerte de contar con un caso in-house, el de Milagros, que trabaja por cuenta ajena como analista para Ibermática, una empresa de software. Milagros ha pasado por tres fases: antes del Covid-19 trabajaba en una oficina como la mayoría, luego pasó a estar totalmente en casa y ahora trabaja en una modalidad híbrida que combina home office vs coworking, en Freeland.

Naturalmente, le ha tocado reinventar su productividad en este nuevo formato de teletrabajo, con lo cual es también una historia de adaptación, porque de no haber sido por los azares del Covid-19, probablemente no habría descubierto el coworking y que el concepto de “espacio de trabajo” va mucho más allá de una oficina, como estaba acostumbrada.

Después de meses de trabajo remoto, Milagros me cuenta cómo ha redefinido su forma de trabajar, cómo acabó en este mix entre home office vs coworking y me confiesa en cuál ambiente es más productiva.

– Milagros, ¿en qué proyectos estás trabajando actualmente? ¿Cómo te organizas con cada uno?

“Trabajo mucho con consultoría de clientes y suelen ser proyectos largos. Y cada proyecto suele venir con tareas diferentes, desde probar un funcional hasta seleccionar tipos de sistemas, meter test en una herramienta, evaluarlo… etc. Entonces cada día me hago una lista y distribuyo el trabajo en bloques de 20 minutos. Soy muy consciente de hacer una lista realista, intentando no abarcar mucho, para tener controlado la sensación de logro por tareas”.

– ¿Siempre has usado la técnica de las listas de tareas? Se critica mucho como técnica de productividad

“No siempre he usado el to-do list, de hecho antes no usaba ninguna técnica de productividad en particular. Llegué a esta porque me parece simple y muy visual. Si has hecho 3 cosas, pues tachas 3 cosas, ¡y ya está! Y sobre todo la ventaja que más aprecio es poder visualizar el avance cada día. No me abruma la lista porque me hago una muy consciente. Si me propongo hacer 6 tareas por la mañana y las cumplo, sé que he acabado el día bien. Ahora, si me guiara por la lista de tareas que me hace la empresa (que es irreal) pues sin duda me abrumaría. Haciéndome la mía propia no peco de exceso”.

– ¿Cómo logras hacer esas tareas que no te apetecen y siempre quieres postergar?

“Cuando tengo tareas nuevas me cuesta entrarle, y cada 3 o 4 días las tengo, porque los proyectos varían mucho. Lo que hago es empezar con calma. Mientras más difícil es la tarea o cuanta más incertidumbre tengo sobre ella, la pico en pequeños pasos. Al inicio me cuesta, pero en la medida en que me concentro más, se me va haciendo más fácil y voy más fluida… y ya luego no me requiere tanto esfuerzo.

– ¿Usas alguna herramienta tecnológica para ayudarte con la ejecución de tareas?

“No, soy más de usar papel. De hecho, me hago una lista con colorines, porque visualmente me ayuda mucho. Alguna vez he utilizado Trello o aplicaciones similares pero en proyectos de oficina. Pero a mí lo que me gusta es pintar, porque mi trabajo es todo tecla y poder hacer esa lista en papel ya representa para mí una manualidad, aunque no sea gran cosa, pero para mí sí que lo es. Hecho de menos trabajos manuales y por eso aprovecho cosas como estas para hacerlo.

Si te enseño mi cuaderno, verás que cada día es una historia, un día hay más colores, otro día hay más dibujos y así… en función de cómo me sienta ese día (risas)”

– ¿Cuáles son tus 3 hábitos imprescindibles para ser más productiva?

1. Hacer mi lista de tareas por la mañana, sin duda es el primero.

2. Salir a darme una vuelta de vez en cuando es un hábito que estoy intentando hacer con más frecuencia.

3. Hacer la mayoría de la jornada por la mañana es un hábito que estoy intentando implementar. Cuando hago la mayor cantidad de tareas por la mañana me siento mejor y por la tarde estoy más tranquila.

– ¿Cómo ha cambiado tu productividad teletrabajando en ese mix coworking vs home office?

“Ha cambiado en el sentido de que en este nuevo formato me organizo yo sola mi propio tiempo. Más allá de que pueda tener una reunión o una llamada, el 90% del tiempo me lo organizo yo y hago mi trabajo yo.Lo que pasa en la oficina es que a veces te dejas llevar por la pauta que te marcan otros. Incluso, me he dado cuenta que, a diferencia de estar en la oficina, las horas de trabajo se han agudizado más. Antes, si te ibas a tomar un café o charlabas en la oficina lo dabas por sentado, pero ahora me he hecho más consciente de la rentabilidad que le saco a las horas de trabajo.

Sin embargo, ahora veo más distracciones que antes trabajando con el equipo. Pero distracciones en mi cabeza, no distracciones externas. Pero me ayuda mucho estar en el coworking porque sin duda me concentro mucho más que cuando trabajaba toda la semana desde casa. En casa estás constantemente debatiéndote entre el tiempo de ocio y el tiempo de trabajo. ¡Eso me provocaba mucho agobio! Este mix de teletrabajo entre coworking vs home office me sienta muy bien.

“Venir al coworking me ha enfocado mucho más en mi trabajo, porque siento que voy a un sitio a trabajar, siento que formo parte de un grupo, aunque no trabaje directamente con ellos, me relaciono”

– Ya que lo mencionas, ¿crees que teletrabajar en un coworking ha mejorado tu productividad?

“Sin duda. Tengo un sentido de pertenencia que en casa no sentía. Esta nueva forma de trabajo 100% remoto donde el contacto con mi equipo sea solo por llamadas o conferencias, no me hace sentir a gusto. Aunque hable media hora con mis compañeros todos los días, me parece muy frío ese tipo de contacto

Desde ese punto de vista, socializar físicamente con las personas en el coworking me ha hecho más productiva. Estoy más tranquila, menos agobiada de verme sola. Al estar en un estado emocional más tranquilo, mi productividad, mi concentración y mi organización se incrementan. Me motiva y me enfrento al trabajo con otra actitud. Todo eso influye a favor de mi trabajo”.

¿Y cómo mides tus resultados para saber que estás siendo productiva?

“Directamente con lo que voy tachando en la lista de tareas. Más que fijarme en cuántas horas he trabajado, me fijo en cuántas tareas he completado”.

– Por último, en un palabra, ¿qué es para ti productividad?

Estar tranquila emocionalmente, porque es lo que me ayuda a mi productividad y a mi concentración. Me motiva y me enfrento al trabajo con otra actitud.”

¿Te quedaste con ganas de más?

Conoce otras formas de entender y aplicar la productividad: